COMO AFECTA LA CLAUSULA SUELO EN EL LA DECLARACIÓN DE LA RENTA

¿Los contribuyentes de IRPF a los cuales las entidades financieras han devuelto determinadas cantidades de dinero por aplicación inadecuada de las cláusulas suelo han de declarar como ingresos las mismas?

En principio, la respuesta es NO. Estas cantidades ya debieron ser declaradas como rendimientos (del trabajo, capital, actividad económica, ganancia patrimonial, etc.) en la declaración correspondiente al año en que fueron obtenidos (y si no lo fueron ya estaríamos hablando de otras cuestiones). Así lo establece la disposición adicional del RDLey 1/2017 cuando dice en su apartado 1 que las cantidades devueltas derivadas de acuerdos celebrados con entidades financieras, bien en efectivo bien mediante la adopción de medidas equivalentes de compensación, previamente satisfechas a aquellas en concepto de intereses por la aplicación de cláusulas de limitación de tipos de interés de préstamos, no deben integrarse en la base imponible del impuesto.

          Tampoco deben integrar la base imponible del impuesto los intereses indemnizatorios relacionados con los mismos.

Ahora bien, habremos de ver si por estas cantidades obtuvimos algún beneficio en el IRPF del ejercicio en que fueron declaradas.

Asesoría en El Ejido

CLAUSULA SUELO Y RENTA

Si el contribuyente no se aplicó deducción de vivienda por las cantidades pagadas por su hipoteca, ¿afectan estas cantidades a su declaración de IRPF?

          NO, si el único beneficio fiscal que pudo obtener era éste. Como hemos reseñado en la cuestión anterior, si los rendimientos ya fueron declarados, no hay porque tributar nuevamente por ellos y si no se aplicó deducción de vivienda por el pago de estos intereses, las cantidades reintegradas simplemente serán devoluciones de dinero cuyo pago no corresponde según la Sentencia referida en párrafos anteriores.

En estos casos al ser devueltas las referidas cantidades, el contribuyente se estuvo deduciendo por importes superiores a los efectivamente entregados (ya que han sido devueltos parte de los mismos).

Así, si el contribuyente aplicó en su momento la deducción por inversión en vivienda habitual o de deducciones autonómicas por las cantidades percibidas perderá el derecho a su deducción, debiendo incluir los importes deducidos en la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas del ejercicio en que se hubiera producido la sentencia, el laudo arbitral o el acuerdo con la entidad, con el mismo procedimiento que normalmente se utiliza en los supuestos de pérdida del derecho a deducción por vivienda habitual (artículo 59 RIRPF), pero sin inclusión de intereses de demora. La "herramienta fiscal" a utilizar para ello, será la realización de declaraciones complementarias de los ejercicios afectados.

Utilizando el ejemplo que muestra la propia AEAT, si la sentencia, el laudo o el acuerdo se hubiese producido en 2016, en la declaración de Renta 2016 (a presentar en abril, mayo, junio de 2017) estas cantidades se incluyen en las casillas 524 y 526, no siendo necesario completar las casillas 525 y 527, correspondientes a los intereses de demora.

Si el contribuyente  se dedujo estos intereses como gastos en la determinación del rendimiento neto de capital inmobiliario por el alquiler de inmuebles, ¿afectan estas cantidades a su declaración de IRPF?

Resulta evidente que imputamos como gasto unas determinadas cantidades que finalmente nos han sido devueltas y consecuentemente no pueden tener la consideración de gasto deducible y minorar el rendimiento de capital inmobiliario del ejercicio en que fueron imputadas.

En este sentido,  habremos de presentar declaraciones complementarias de los ejercicios que corresponda, quitando dichos gastos,  sin sanción, ni intereses de demora, ni recargo alguno. El plazo de presentación de estas declaraciones complementarias será el comprendido entre la fecha de la sentencia, laudo o acuerdo y la finalización del siguiente plazo de presentación de autoliquidación por este impuesto (sirva el ejemplo referenciado en la cuestión anterior).

Si el contribuyente  se dedujo estos intereses como gastos en la determinación del rendimiento neto de actividades económicas, ¿habrá de declarar estas cantidades percibidas?

  Tal y como hemos comentado en la cuestión anterior, al imputar como gasto unas determinadas cantidades que finalmente nos han sido devueltas no pueden tener la consideración de gasto deducible y minorar el rendimiento de actividades económicas del ejercicio en que fueron imputadas; el procedimiento a utilizar para esta regularización, el expuesto en la pregunta anterior.

Si la entidad financiera, en lugar de devolver al contribuyente las cantidades pagadas lo que hace es reducir el principal del préstamo, no habrá que regularizar las deducciones practicadas anteriormente correspondientes a esos importes. Por su parte, la reducción del principal del préstamo tampoco generará derecho a aplicar la deducción por inversión en vivienda habitual; es lógico, ya nos dedujimos por estas cantidades en concepto de intereses en el ejercicio que correspondía y lo único que cambia es la naturaleza del pago, pasan de ser intereses pagados a amortización del principal, pero desde el punto de vista fiscal, la deducción se aplica de igual forma con independencia de la naturaleza de la cantidad entregada (interés o principal).

 

 

No hay comentarios

Agregar comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.     ACEPTAR

Website is Protected by WordPress Protection from eDarpan.com.